Cuando yo os diga, aplaudid, idiotas.

Uno va por la vida intentando entender cómo funciona esto de la sociedad, más que nada, para encontrar sentido a nuestra existencia. Pero esta tarea es agotadora. Cada vez que encuentro una razón, un montón más se me vuelven en contra. Por ejemplo, no entiendo la política. Partamos de la base de que el ser humano no es ecuánime por naturaleza, ni siquiera simétricamente, por lo que difícilmente pueda ser justo. La historia de la humanidad está llena de personajes que han actuado en beneficio propio abusando de su poder. Somos codiciosos desde que nacemos. Si a un bebé le quitas el pecho que está mamando, inevitablemente se pone a llorar. Somos así, no podemos hacer nada. Pues imaginen ahora que ese bebé tuviera que gobernar un país.

La política está unida a la percepción que la persona ha ido asumiendo a lo largo de su vida, así como la educación y moralidad con la que haya sido adiestrado y la situación personal de cada uno. Por lo que habiendo tantos factores diferentes, podrían haber infinitas posibilidades de resultados, es decir, infinitos partidos políticos. Pero no es así, ya que si miramos a nivel global qué tipos de ideologías hay, la cosa se reduce a unas pocas nada más. Esa poca cantidad de ideologías se reduce aún más si la llevas al contexto de un país en concreto, que a lo sumo puedan llegar a una cuarentena de opciones. De esa cuarentena probablemente hayan un buen número que partan del mismo ideario político, salvo con alguna diferencia de acepción o punto de vista -es lo mismo que con la religión- de la vida. Pues ahí tenemos, a unas pocas opciones políticas para más de 40 millones de personas. Y nosotros tan contentos de poder elegir. Qué ilusos.

El objetivo de la política no es el hacer las cosas de una u otra manera determinada, si no más bien conseguir convencer al personal de que no hay opción posible. La política ha sido y es símbolo de poder, y el poder es símbolo de codicia. Demasiadas similitudes. Por lo que en realidad, la diferencia ideológica no lo es tanta cuando se pone tanto empeño por llegar al mismo sitio. Y ese sitio es el poder mandar sobre los demás, el disponer de un nivel de vida lujoso y encerrarse en una burbuja para alejarse del virus de la realidad.

Y ahí están ellos, haciendo sus mítines y campañas para convencernos de que ellos son la verdad verdadera sobre todas las cosas, y que serán los que mejor te joderán durante los próximos cuatro años. Pero eso si, te regalan banderitas y camisetas. Tratar de convencer a tus seguidores de que te tienen que votar, es como tratar de convencer a tu familia de que eres miembro de ella.

                                                                                                    

Anuncios

Un pensamiento en “Cuando yo os diga, aplaudid, idiotas.

  1. ♫♪♫♫♫♪ convenceeeeeer…bastaría con venceeeeer ,♫♪♫♫♫♪ para aplastarlossssssssssssss ♫♪♫♫♫♪♫♪♫♫♫♪ convenceeeeeer…bastaría con venceeeeer ,♫♪♫♫♫♪ para aplastarlossssssssssssss ♫♪♫♫♫♪…
    DEBERÍAMOS HACER COMO EN LAS PRIMAVERAS ARABES, MENOS 15M Y MENOS INDIGNADOS CON ADSL , TABLETS Y IPHONE’S 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: